Ver Otros

    La inflación provoca desaceleración en el crecimiento del comercio electrónico

    spot_img

    Amazon, eBay, compañías del sector tecnológico… y ahora también Zalando y otras empresas de retail. Todas ellas acometen procesos masivos de despido desde hace meses. La explicación a este fenómeno hay que buscarla en un fenómeno: la inflación disparada ha reducido la confianza y el poder adquisitivo de los consumidores.

    Francisco Aranda, presidente de la patronal logística UNO, asegura que no es realista crecer al mismo ritmo que durante los meses de pandemia. Esa coyuntura fue completamente excepcional. En 2021, el comercio electrónico alcanzó en España los 57.700 millones de euros, un 11,7% más que el año anterior. Un año antes, el crecimiento interanual fue del 5,8%. Todavía no hay datos definitivos de 2022, pero a nivel regional ya se nota el menor número de ventas.

    Aranda afirma que a partir de la segunda mirad de 2022 ya comenzará a ralentizarse la curva de crecimiento del comercio electrónico. Ese momento fue el de máximas subidas de inflación, los tipos de interés y el inicio de la incertidumbre económica. Todos estos factores impactan directamente en la renta disponible de las familias, y por tanto en las compras online.

    La vuelta a la normalidad

    Daniel Pastrana, director B2C de DHL Parcel Iberia, explica un fenómeno ocurrido en 2022. De todos los sectores que crecerán más pausadamente, los más afectados serán los que incluyen bienes que no son de primera necesidad.

    Los productos de tecnología, la moda, el material deportivo o el de construcción, creció mucho durante la pandemia, pero ahora ya no son tan deseados. En parte esto ocurre porque ya no pasamos tanto tiempo en casa.

    Zalando y Amazon son ejemplos muy visuales de esta casuística. Ambas empresas acumulan pérdidas importantes dentro de sus diferentes estatus. En España también destaca el hundimiento de las entregas ultrarrápidas. Glovo y Delivery Hero han registrado números muy negativos. Y Gorillaz fue adquirida por Getir, su principal competidor.

    Con la vuelta a la normalidad es lógico que el volumen de operaciones descienda, y no todas las empresas pueden mantener sus modelos de negocio, afirma Aranda. Este sector todavía está reajustando sus necesidades a la nueva realidad postpandemia.

    ¿Llegará la recuperación en 2024?

    La ralentización de la economía mundial obliga a las emprsas, también a las de comercio electrónico, a intentar adelantarse. UNO afirma que llegan aún meses complicados y advierte que la recuperación podría empezar a llegar en 2024.

    Para ello es importante que se aligeren las subidas de los tipos de interés y la inflación. Pastrana cree que es difícil saber cuánto tiempo va a continuar esta situación comprometida, pues depende mucho de factores exógenos.

    En cualquier caso, una vez superado este bache, el ecommerce continuará su ascenso, ya que muchos consumidores que adoptaron esté hábito de manera continuada en la pandemia continúan confiando en esta fórmula.

    spot_img

    Newsletter

    Informate de todas nuestras noticias, entrevistas, reportajes a través de nuestra newsletter.

    Últimas Noticias

    Otras Noticias