Ver Otros

    ASOS, temeroso por la caída en el consumo, retrasa sus pedidos

    spot_img

    El gigante de la moda online ASOS está cancelando algunos de sus pedidos de otoño con muy poca antelación, según han confirmado algunos de los proveedores de la firma al medio “The Mail on Sunday”.

    La compañía británica se mantiene alerta ante la situación económica actual, que puede llevar a muchos compradores a recortar su gasto en moda como consecuencia de la elevada inflación. Hasta el momento las cancelaciones no suponen ninguna advertencia severa, pero sí se apunta a que se están produciendo algunos aplazamientos más de los habituales.

    La problemática puede verse agravada en las próximas semanas, ya que uno de los proveedores asegura que ASOS se habría atascado.  A su vez, en el sector crece la preocupación de que los minoristas en línea que se dirigen a los compradores más jóvenes estén bajo presión.

    Cambios en los patrones de consumo

    El reportaje de The Mail on Sunday señala que ASOS no está teniendo problemas en su cadena de suministro. Esta está funcionando bien pese al contexto de interrupción global sin precedentes en el mercado.

    La compañía afirma que durante noviembre del 2021 diseñaron una nueva estrategia que consistía en comprar con plazos de entrega más cortos y ajustar el inventario. En ese escenario, y en consecuencia con la época estival, han pospuesto un número limitado de pedidos. Aun así siguen manteniendo relacionas estrechas con sus proveedores.

    El medio de comunicación apunta a un cambio en el sentimiento de los consumidores, con sensaciones que están generando desconfianza en el sector del retail. Este fenómeno se está dando especialmente en los consumidores más jóvenes, los más afectados por la alta inflación.

    Descenso en la cotización en Bolsa

    La situación actual de ASOS se complementa con noticias poco optimistas que llegan desde la Bolsa. La caída en las cotizaciones a inicios de verano obligó a la empresa a reducir sus perspectivas de beneficios.

    La empresa británica no es la única que vive un proceso de este tipo, ya que todo el sector del retail se ve afectado. En momentos de dificultad económica, los bienes no considerados de primera necesidad pasan a un segundo plano. Los consumidores racionalizan su gasto y estudian con detenimiento a qué cuestiones dedicar su presupuesto.

    En ASOS eso se traduce en una más que previsible pérdida de protagonismo, pues el segmento social al que se dirige no se caracteriza por su solvencia económica. No obstante, una encuesta de Global Survey Report and Astound Commerce, señala que la Generación Z sí apuesta más por las compras online. En este estudio han participado un millar de consumidores de Norteamérica, Europa y Oriente Medio.

    spot_img

    Newsletter

    Informate de todas nuestras noticias, entrevistas, reportajes a través de nuestra newsletter.

    Últimas Noticias

    Otras Noticias