Ver Otros

    Amazon invierte en diamantes para mejorar sus redes informáticas

    spot_img

    La multinacional Amazon ha alcanzado un acuerdo con la compañía luxemburguesa De Beers para cultivar diamantes artificiales. Esta empresa del sector minero tiene amplia experiencia en el campo de las gemas artificiales elaboradas a medida. Amazon ha tejido esta alianza con el objetivo de impulsar sus redes informáticas.

    Element Six de De Beers Group va a comenzar a trabajar con Center for Quantum Networking de Amazon Web Services. Esta división de Amazon está buscando nuevas vías para transmitir datos de manera segura a largas distancias.

    Las redes cuánticas utilizan materia subatómica para enviar información de manera más eficiencia que los sistemas de fibra óptica actuales. El cultivo de diamantes artificiales persigue ese objetivo, conseguir que los datos viajes más lejos y más rápidos sin recibir daño.

    Reforzar AWS, la división más rentable de Amazon

    Amazon quiere aprovechar esta tecnología, los qubits, para crear redes para AWS (Amazon Web Services), que es actualmente la unidad que representa la mayor parte de ganancias en la empresa. Antia Lamas-Linares dirige Center for Quantum Networking. Ella apunta a que la tecnología estará en uso en pocos años.

    La multinacional maneja una cantidad ingente de datos alrededor del mundo, por lo que quiere estar al corriente de cualquier avance tecnológico que le permita ganar ventaja frente a sus competidores. En el caso de Element Six, esta asociación puede abrirle la vía a nuevos territorios por explorar.

    Hasta el momento, los diamantes industriales se han utilizado como lentes, pues son muy apreciados por su dureza. Si a partir de ahora tienen utilidad en computación cuántica, la empresa ve abierta una nueva opción de expansión.

    El uso generalizado de redes cuánticas requerirá la utilización de numerosos componentes más allá de los diamantes artificiales. La compañía europea puso en marcha recientemente una planta en Oregón, Estados Unidos. La empresa asegura tener una capacidad de producir dos millones de unidades anuales de este componente.

    El necesario avance de la informática cuántica

    Los diamantes artificiales simulan a la perfección la estructura cristalina de este alotipo natural del carbono, incluyendo sus impurezas. Al crear gemas esta empresa puede darle la forma perfecta para que se alineen de manera que puedan funcionar como repetidores en una red cuántica.

    Este avance ayudará también al impulso de la informática cuántica. La aparición de diamantes artificiales solo tiene sentido en un escenario en el que los equipos informáticos estén diseñados con la misma tecnología. Los investigadores de Amazon apuntan a que este impulso tecnológico se convertirá en realidad en pocos años.

    spot_img

    Newsletter

    Informate de todas nuestras noticias, entrevistas, reportajes a través de nuestra newsletter.

    Últimas Noticias

    Otras Noticias