Ver Otros

    Amazon y Apple no podrán recibir contratos de la administración pública tras su sanción de 194 millones de euros

    spot_img

    La multa millonaria que impuso la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ha derivado en otra consecuencia para Amazon y Apple. Ambas compañías no podrán contratar con la administración pública por sus acciones dirigidas a restringir la competencia.

    Esta medida aún no es definitiva, pues la Junta Consultiva de Contratación Pública del Estado. Este organismo depende del Ministerio de Hacienda, tiene que definir aún sobre la duración y el alcance del veto.

    La sanción económica, de 194 millones de euros, se comunicó el pasado mes de julio a ambas compañías, tras más de dos años de investigación. El regulador de la Competencia juzgó en su resolución los acuerdos comerciales firmados en 2018 por Amazon y Apple. En ellos pactaron reducir le número de revendedores de productos de Apple en Amazon para restringir la competencia.

    Amazon y Apple no aceptan la sanción

    Apple niega que la CNMC tenga potestad para imponer esta medida, mientras que Amazon alega esta falta de poder para determinar el alcance y duración de la sanción. La CNMC, por su parte, insiste que la jurisprudencia existente concluye que cuenta con competencias suficientes.

    En cualquier caso, la resolución del regulador no fija ni la duración ni el alcance de la medida. Tanto Amazon como Apple son multinacionales con facturaciones millonarias en el mercado español, aunque sus estructuras fiscales están fijadas en Luxemburgo e Irlanda.

    Más allá de la prohibición de contratar, la sanción es la más alta por cuantía impuesta por la CNMC. Los 194 millones de euros solo son inferiores a los 203 millones impuestos a las seis principales constructoras españolas a mediados de 2022.

    Una sanción desproporcionada

    Amazon y Apple sostienen que la multa es desproporcionada en el aspecto económico. La ley permite sancionar con el pago de hasta el 5% del volumen de negocio total mundial de las empresas infractoras en el ejercicio fiscal anterior.

    Apple facturó 450.000 millones de euros con sus dos filiales y Amazon llegó a los 325.000 millones. Pero en España, la CNMC aclara que el volumen de ingresos entre ambas empresas apenas supera los 1.400 millones de euros.

    Las dos compañías plantean un claro riesgo de desproporción y afirman que hay errores de cálculo para fijar la sanción. A su vez, lamentan la falta de interés de la CNMC por no estudiar algunas circunstancias atenuantes.

    Ademas, Apple alega que no debe imponerse una sanción porque no ha existido una actuación negligente deliberada. Tanto esta empresa como Amazon han confirmado que presentarán un recurso ante la Audiencia Nacional y también reclamarán la suspensión cautelar de la sanción.

    spot_img

    Newsletter

    Informate de todas nuestras noticias, entrevistas, reportajes a través de nuestra newsletter.

    Últimas Noticias

    Otras Noticias