Ver Otros

    Zalando pone fin a Zircle, su división de segunda mano

    spot_img

    El marketplace alemán de moda Zalando se ha deshecho de su tienda Zircle, dedicada a la moda de ocasión. El pure player creó este concepto en el mercado online en 2018, aunque lo potenció en 2019 con una tienda física de segunda mano para moda femenina en Berlín. Posteriormente lo extendió a doce países más. Sin embargo, desde el pasado 16 de noviembre los usuarios que deseen comprar en Zircle ya no podrán hacerlo, pues la tienda online ya está cerrada.

    ¿Es esto una apuesta de Zalando para abandonar el mercado de segunda mano? No, pues hace ya tiempo que la compañía integró la gama de estos productos en la plataforma “Usado en Zalando”. Con este servicio los usuarios pueden comprar y vender ropa de segunda mano a cambio de tarjetas regalo.

    El lanzamiento de Zircle tuvo lugar en un momento en el que la empresa alemana aún no ofrecía ropa de segunda mano. En esas fechas fue una prueba útil a modo de experimento, pero ahora ya no es funcional con Zalando Seminuevos ya operando.

    ¿Cómo ha funcionado Zircle en estos cuatro años?

    La propia Zalando expresa en un comunicado en su web que trabaja en extender la vida útil de la moda en Usado en Zalando. Con Zircle la compañía pretendía promover una industria textil más circular.

    De hecho, uno de los objetivos era el de prolongar la vida útil de 50 millones de productos de moda para 2023. Ya en 2020, cuando se conocieron datos sobre el éxito de Zircle, la empresa confirmó que la plataforma había comercializado más de 340.000 productos de segunda mano.

    Zalando no es la única gran compañía en la industria de la moda que apuesta por los productos usados. eBay, Zara o Shein han promovido propuestas similares, pues son conscientes de que los consumidores se interesan cada vez más por estas fórmulas.

    Un fin de año con previsiones optimistas

    En el apartado de resultados, la empresa alemana confía en cerrar el año con números positivos. El tercer trimestre ha dejado resultados poco satisfactorios. Zalando concluyó ese ejercicio con una facturación un 2,9% superior al segundo trimestre, y un GMV también un 7,1% mayor.

    Sin embargo, el aumento de las ventas no ha servido para dejar de estar en números rojos. De cara a final de año, la compañía alemana confía en mantener las previsiones de crecimiento ya confirmadas en junio, pero en el rango inferior de lo esperado.

    spot_img

    Newsletter

    Informate de todas nuestras noticias, entrevistas, reportajes a través de nuestra newsletter.

    Últimas Noticias

    Otras Noticias