Ver Otros

    Probando la AI de Amazon para la Creación de Productos

    spot_img

    En el dinámico mundo del eCommerce, la inteligencia artificial (IA) ha emergido como un aliado indispensable para optimizar y agilizar procesos. Amazon, líder indiscutible en innovación, ha lanzado su propia herramienta de IA para la creación de productos.

    Sin embargo, tras someterla a diversas pruebas, hemos identificado varios desafíos que merece la pena destacar.

    A continuación, detallo los puntos clave desde mi perspectiva como CMO de Carpio, una empresa especializada en IA para la creación de contenido en eCommerce y Marketplace.

    Personalización del Output: Un Desafío Pendiente

    Uno de los aspectos más limitantes de la herramienta de IA de Amazon es la imposibilidad de personalizar el output.

    La falta de opciones para ajustar los resultados a necesidades específicas puede limitar significativamente su utilidad, especialmente para empresas que buscan un alto grado de personalización en sus listings.

    Estructura del Título: Incongruencias Notables

    La IA de Amazon no sigue sus propias reglas para organizar la estructura del título. Durante nuestras pruebas, observamos que no se generaba la marca al inicio del título.

    Esto podría ser intencional, considerando que Amazon maneja el título y la marca como campos separados en la lista de productos, combinándolos automáticamente al publicar, pero el problema es que no sigue sus propias recomendaciones según las diferentes categorías y el tipo de información recomendada a lo largo del título.

    Restricciones en la Cantidad de Datos de Entrada

    El sistema limita severamente la cantidad de datos que se pueden introducir mediante el proceso de copiar y pegar. Esta restricción es un obstáculo para la incorporación de información detallada y exhaustiva sobre el producto, algo esencial para los otros desarrollos de IA que están más enfocados a mejorar los resultados de búsqueda que Amazon ofrece cuando buscas una palabra clave en su buscador.

    Estos nuevos desarrollos de AI, como Cosmos, promueven que los productos tengan la mayor cantidad de información posible para que, semánticamente, tu producto se muestre de forma más efectiva a los posibles compradores.

    Por eso, me parece contradictorio que Amazon no te permita nutrir de la mayor cantidad de información posible a su IA para crear la ficha del producto.

    Soporte de Idiomas: Una Herramienta Monolingüe

    Actualmente, parece que la IA solo permite crear productos en un idioma. Sin embargo, Amazon podría estar aplicando su tecnología de traducción mediante IA cuando se activa la opción de venta internacional, adaptando y traduciendo los productos para otros mercados.

    Digo podría, porque no sé si lo hacen. Eso sí, cuando lo hagan (por que lo harán), ¿traducirán simplemente o añadirán algún sistema para que se tengan en cuenta las longtail keywords de cada país?

    Porque si es así, si al final incluyen las keywords de cada país y si tenemos en cuenta también que, en idiomas como el alemán, nos podemos pasar de caracteres; ya no estaríamos hablando de “traducciones”, sino más bien de generar un contenido medianamente nuevo para cada país.

    Longitud del Contenido: Limitaciones No Deseadas

    No hay control sobre la longitud del título, las viñetas y la descripción. La herramienta parece que tiende a preferir títulos cortos (máximo 80 caracteres) y descripciones breves (menos de 750 caracteres), lo cual puede no ser ideal para productos que requieren contenido más detallado.

    O lo que no es ideal si tú o tu compañía quiere un contenido más largo y de más detalle o calidad.

    Manejo de Imágenes: Un Enfoque Limitante

    La IA de Amazon para crear productos permite añadir una imagen de la que puede extraer información, pero esa misma imagen se utiliza también como la imagen principal del producto.

    Esto significa que no se puede, por ejemplo, subir una etiqueta del producto para extraer información técnica sin que esta se convierta en la imagen principal del producto, limitando su utilidad.

    Esto último que comento sería de gran utilidad porque, al fin y al cabo, el cuello de botella principal para la creación de productos es la de recopilar información o tener toda la información posible (independientemente del formato en el que esté), para utilizarla de base para crear el mejor contenido.

    Proceso de Creación: Experiencia de Usuario Mejorable

    El proceso de creación de información del producto mediante IA (títulos, bullets y descripción) está integrado en el proceso de creación del EAN completo en Amazon, abriéndose diferentes campos conforme se avanza.

    Sin embargo, esto puede resultar en una experiencia de usuario deficiente, ya que el sistema no facilita la navegación hacia adelante o hacia atrás para realizar cambios en el contenido de manera eficiente.

    Edición y Añadido de Contenido: Un Punto a Favor

    Afortunadamente, la herramienta permite editar y añadir más contenido al generado por la IA. Esta flexibilidad es un aspecto positivo, permitiendo a los vendedores ajustar la información según sus necesidades específicas.

    Tono de Voz: Precisión Técnica

    El tono de voz de las descripciones generadas por la IA es notablemente bueno y técnico, especialmente en las categorías que probamos. Esta precisión técnica es crucial para productos que requieren una explicación detallada y exacta.

    Símbolos y Formatos: Consistencia

    Durante nuestras pruebas, notamos que en los títulos NUNCA aparece el símbolo » | «, siempre se muestra » – » para separar las diferentes partes del título.

    En el caso de las viñetas, observamos que siempre hay prefijos con una palabra en mayúsculas seguida de » : «, en lugar de » – «.

    Estas consistencias en el formato pueden ser tanto una ventaja como una limitación, dependiendo de las preferencias del vendedor. Pero al menos te aseguras de que no te van a rechazar un producto por estos detalles. Te guste o no, es lo que quiere Amazon.

    Tasa de Errores: Inconsistencias en el Output

    Finalmente, detectamos una alta tasa de errores en la generación del output correcto. Por ejemplo, en algunas ocasiones no se generó una viñeta completa y en otras, las viñetas salían cortadas. Estas inconsistencias evidencian áreas de mejora en el rendimiento de la IA.

    Amazon se enfrenta a varios problemas al desarrollar su IA para la creación de productos.

    El primero es que busca aplicar la IA para cumplir sus propios intereses (como debe ser), pero parece que lo está haciendo de manera demasiado general.

    Es decir, parece que aplica las mismas reglas (prompts) para generar el contenido independientemente de la categoría del producto. Y parece que aplica también las mismas reglas de forma independiente a las consideraciones o intereses que tenga la persona o la empresa o la agencia que está creando el producto.

    • ¿Qué ocurre si yo quiero mucho más contenido en mi ficha de producto que otra persona?
    • ¿Qué ocurre si yo le quiero dar más importancia a cómo descargarse la APP que lleva el producto en vez de a determinadas características?
    • ¿Qué pasa si yo cuento con muy poca información técnica del producto pero conozco mucho a mi cliente potencial… o viceversa?
    • Etc.

    Cada vendedor tiene sus propias prioridades y la IA de Amazon no se adapta ni se va a adaptar a ti.

    En Carpio, hemos observado que cada persona quiere el contenido de una manera diferente.

    Hace unos días, una agencia española con la que colaboramos nos pidió que el título estuviera formado por:

    Marca – Tipo de producto, incluyendo la palabra clave principal de long-tail, seguido de otras long-tail más específicas que el equipo de SEO había identificado.

    Sin embargo, en otros casos, se prefieren destacar los beneficios o las características técnicas antes que las palabras clave.

    El segundo problema es la lentitud del proceso de creación de productos mediante IA de Amazon. Actualmente, no es posible crear contenido para 15 o 100 productos simultáneamente.

    Por si fuera poco, este tipo de contenido no es el único que se necesita crear en Amazon. ¿Qué ocurre con los A+ con sus 17 tipos de módulos diferentes para crear el contenido en texto y sus más de 20 (creo ya) módulos para el A+ premium? Esta diversidad en los formatos de contenido exige una flexibilidad que la IA de Amazon aún no ofrece. Y no la ofrecerá adecuadamente en el largo medio plazo.

    Desde Carpio, seguimos de cerca la evolución de estas herramientas, aportando nuestra experiencia en IA y Marketplaces para optimizar y mejorar estos procesos cruciales para el éxito en el comercio electrónico.

    spot_img

    Newsletter

    Informate de todas nuestras noticias, entrevistas, reportajes a través de nuestra newsletter.

    Últimas Noticias

    Otras Noticias